Un niño nos es nacido

El profeta Isaías en el capítulo 9:6 de sus muchas profecías dijo:

Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y se llamará Su nombre
Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz”.

Dijo que nacería un niño y que tendría los atributos de alguien sumamente especial; y que se llamaría:
Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.

Y en el capítulo 7:14 el profeta da una señal aún más sorprendente: “Por tanto, el Señor mismo os dará señal: he aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará Su nombre Emanuel”

Si te das cuenta, solamente encontramos en la historia de la humanidad una sola persona que llenara estos calificativos, Jesús de Nazaret.

Para que ésto sucediera transcurrirían 700 años y para más certeza un ángel se le apareció a una muchacha llamada María y le dijo:

“María, no temas porque has hallado gracia delante de Dios. Y ahora, concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás Su nombre Jesús. Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de David su padre; y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y Su reino no tendrá fin. (Lucas 1:30-33)

Para más hechos históricos un grupo de magos del Oriente vinieron hasta el pueblo de Belén en Israel para presentarle al recién nacido sus credenciales.

¿Qué estoy queriendo decir? Que siendo Jesús el hombre más importante de la humanidad y que tuvo que nacer en uno de los 365 días del año y alguno de los 12 meses del año, nosotros, una gran mayoría de los cristianos han escogido una fecha para celebrar el acontecimiento más grande del mundo.

El 25 de Diciembre posiblemente han nacido millones de seres humanos, unos buenos y otros malos, unos cristianos y otros paganos, pero nosotros celebramos el nacimiento de Jesús el Hijo Unigénito de Dios.

Por estas razones y muchas más, quiero desearte a ti y tu querida familia unas Navidades muy felices y un próspero año nuevo 2012.